Arrebato “cine maldito, maldito cine”

En 1979, el director vasco Iván Zulueta escribió y dirigió basándose en un cortometraje que se convirtió en la obra de culto por excelencia del cine español, con pocos medios(muchos huyeron por su excesiva anarquía) y una acogida que con los años ha ido creciendo hasta ser una referencia de muchos directores actuales dedicados al cine de autor. Arrebato fue su última película, Iván Zulueta sufrió el estigma de obra maldita ya durante el rodaje de ésta, por su mala fama por culpa de su adicción a la heroína. Por entonces no ha vuelto a rodar nada, pudo haberse hecho un hueco en el mundo del cine.

Arrebato, se trata de un film de tal complejidad que resulta inclasificable, un viaje de obsesión onírica donde José Sirgado(Eusebio Poncela) es un director de cine que ha terminado su segunda película de la que se siente insatisfecho. Marcado por las drogas y la ruptura con su novia Ana(Cecilia Roth), pero esta le aguarda dormida en su casa como si nada hubiera pasado, José cae en la tentación. Recibe un extraño paquete, con un cassette y un rollo de película de parte de un antiguo conocido llamado Pedro(Will More). El paquete se trata de la respuesta que busca José, donde se muestra las extrañas y fascinantes obsesiones de Pedro por el cine en torno a él, hasta llegar a un punto límite.

Una vez que José pone en marcha el cassette y el rollo de película es cuando asistimos a una seca voz en off , inquietante, pero siempre atrayente, que se convierte en el hilo conductor de un cúmulo de imágenes y sonidos propios de la magia pura del séptimo arte en clave de un sueño materializado, que se queda grabado en las retinas. No hay trampa ni cartón, no existe lo pretencioso o verosímil y mucho menos lo convencional.

Lo que pretendía ser un verdadero homenaje al cine en todos sus matices(con el permiso de François Truffaut) se transforma además, en una obsesión filmada de tanto su propio director como de mucha gente, buscar su ego escondido a través de este arte puro, siempre fascinante.

Es posible que las obsesiones que tanto marcaron e hicieron célebre en el cine a nuestro querido Luis Buñuel haya contagiado a muchos directores presentando las suyas, pero siempre creando un mundo diferente donde todo pasa y todo es posible. El mundo de Zulueta es totalmente extremo, sus personajes se deshacen entre sus pesadillas y sus locuras, por lo tanto en la película el personaje de Will More, Pedro es el más destacable tanto por su esquizofrénica interpretación, no quita interés en absoluto, como ya dije acerca de su voz: es inquietante, pero siempre atrayente.

Arrebato toca una gran diversidad de géneros casi sucesivos, comedia, drama, terror… ridícula, penetrante, extraña, lenta, confusa, una obra inclasificable en cualquier género, repugnante e hipnótica como un vampiro del que termina clavándote sus colmillos. Arrebato es de obligada visión a todo aquel que le guste experimentar y moverse por estos círculos, pero a los que no… toda mi crítica les parecerá lo contrario a lo dicho. O te termina encantando, o te parece el peor bodrio que has visto en proporciones épicas.

 

Por cierto, se puede adquirir ahora en una nueva edición en DvD, remasterizada y con muchos extras.

Anuncios

2 comentarios to “Arrebato “cine maldito, maldito cine””

  1. Bueno, yo casi que voy a pasar de verla a no ser que me la encuentre algún día por la tele y no echen nada mejor, es que no me atrae nada lo que has contado.

    Un beso Alex

  2. Entonces ten cuídado Karelia…. puede ser la mayor bazofia que hayas visto 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: