Funny Games “talento enfermizo”

Michael Haneke, ese director austriaco de origen alemán, es un provocador, un provocador nato y de muy mala leche hay que decir, hasta lo llego a admitir. Conseguió una distinguida popularidad  y prestigio gracias a sus triunfos por festivales y un respaldo casi absolitista de la crítica gracias a un cine totalmente anti-comercial, como él dice: “Una película comercial son 24 mentiras por segundo.”

  Después de conmocionar a muchos con su aclamada trilogía sobre la violencia y el ser humano, compuesta por lo éxitos de culto, El séptimo continente, El video de Benny y Los 71 fragmentos de una cronología del azar, Haneke siguió indagando sobre ese tema que tanto le fascinaba (su experiencia como psicólogo le sirvió de apoyo para contar estas historias) que era intentar hablar sobre la violencia y el principal exponente de ejecutarla, que como todos sabemos, del ser humano en cuestión, además de criticar esto, poner a parir de forma severa contra los medios masivos, la prensa, la TV, etc. Muchos de los aspectos de los que hablo, se reflejan en su película más destacada(junto a La pianista).

En 1997, Haneke estrenó(y como no impactó) en Cannes, Funny Games. La grandilocuente historia de una familia normal como cualquier otra, que quieren vivir unas vacaciones aparcadas en una casita junto a un lago. Allí ven a sus vecinos que parecen ser aficionados al golf.   Paul(Arno Frisch) y Peter(Frank Giering) son esos jóvenes vecinos, que al principio se muestran simpáticos y educados, pero cuando la desgraciada familia se da cuenta estos les secuestran les dicen lo siguiente:  “Vosotros apostáis que a las 9, estaréis vivos y nosotros, que estaréis muertos.”

  Pues con eso dicho, empieza una pesadilla de hora y media, en el que el espectador es obligado a participar en los “juegos divertidos” de tan adorables criaturas. Haneke tiene una curiosa habilidad de manipularnos, sabe la manera de provocar al espectador sin necesidad de mostrar una violencia explicita o exagerada, lo suyo reside sobre todo en los personajes. Como tantas otras, ha sido comparada con La naranja mecánica de Stanley Kubrick, comparaciones tópicas, pero los sádicos niñatos de Funny Games guardan semejanzas con el protagonista de la cinta de Kubrick, gélidos angelitos cínicos de mente perturbada, curiosamente el perfil que Haneke quería dar de los jóvenes de hoy en día (pero de un grupo en concreto), se especula que su idea llegó a surgir de los vándalos que dan palizas mientras las graban por el móvil.

  Del trabajo artístico, Frisch y Giering cumplen a la perfección con sus perspectivos papeles de psicópatas, transmitiéndonos desconfianza, desprecio, a la inversa con lo que pasa con la familia, entre los actores(el tristemente fallecido)Ulrich Mühe. Y en cuanto a Haneke, director talentoso, como para escribir historias ácidas, como para su singular puesta en escena, otra de las críticas negativas aparte del contenido para algunos, anímico, de sus guiones, es la lentitud a la hora de narrar, pero eso no es algo que en mi opinión sea excusa para restarle puntos, para este director no es cuestión de entretener sino de contar.

El cine de Michael Haneke no tiene término medio, o te encanta o te repugna, y es lo que tiene esta controvertida película que seguro que no dejará indiferente a la gente que le guste experimentar con todo tipo de películas. A quien se anime a verla, aviso que intenté reflexionar sobre cierta escenita en la que aparece un mando de TV, o más de uno se sentirá engañado. Tenéis la oportunidad de verla si os acercáis al cine el 4 de Julio a visionar esa CALCADA bazofia de remake yanki(dirigida por Haneke).

Nota global: 8.5/10

Anuncios

9 comentarios to “Funny Games “talento enfermizo””

  1. ¿Qué se especula que su idea surgió de las palizas que los vándalos graban en sus móviles? Pues menuda mierda de especulación, porque en 1997 los móviles eran más bien un lujo y absolutamente ninguno llevaba cámara.

    “otra de las críticas negativas aparte del contenido para algunos, anímico, de sus guiones, es la lentitud a la hora de narrar, pero eso no es algo que en mi opinión sea excusa para restarle puntos, para este director no es cuestión de entretener sino de contar.”

    ¿?¿?¿ La lentitud es sinónimo de no entretenimiento? ¿De dónde sacas tú eso? “El resplandor” es lenta y enormemente entretenida. “Transformers” tiene un ritmo apretujado y es aburridísima. Por otro lado, una película con el ritmo que sea puede contar cosas como no hacerlo. Haneke está claro que no sabe hacerlo y encima recurre a demagogia barata para defenderse.

  2. Quizás he confundido hechos, la verdad que antes de recibir tu comentario me puse a pensar en ello e iba a modificarlo(ahora no puedo hacer nada), pero lo que si es cierto que su idea surge de los medios. La próxima vez antes de escribir otro artículo será mejor pensarselo más en lo que voy a escribir.
    Claro que una película con el ritmo que tenga puede contar algo, creo que no me he explicado bien, a lo que venía a decir es que lo suyo no es cuestión de entretener al espectador sino de contarle sucesos, que se centra más en eso, además comparto tú opinión sobre lo de El resplandor y Transformers, pero para mucha gente eso no lo ve así, cuestión de gustos u opiniones como la tuya sobre Haneke, he dicho. Coño parece que se me da bien esto de meter la pata, en fin….

  3. He vuelto :P. Perdón que no te haya comentado en posts anteriores, pero he estado muy metido en mis cosas y sin tiempo para nada más. Bueno, ya estoy aquí y con dos mesecitos totalmente libres (por fin!).

    A “Funny Games” (la primera) le tengo muchas ganas. Ahora sí, lo que ha hecho Haneke con la versión USA me parece de un auténtico caradura.

    Saludos!

  4. Sensacionales las dos versiones de Haneke. Estremecedora. Diferente y se agradece. No sé como un tío que puede hacer pestiños soporíferos como “El tiempo del lobo” es capaz de hacer cosas tan interesantes como Funny Games.

  5. ¿Comparada con la naranja mecánica? Funny Games le da mil vueltas a la susodicha… La he visto hace escasas dos horas y me ha encantado. Que crack el Haneke joder, como juega contigo y no te das ni cuenta! A ver si veo la “nueva” sólo por el gustazo de ver a Tim Roth actuando.
    La naranja mecánica es violencia por violencia y punto, aquí es distinto.

    Cinematic, tú date cuenta que si no llega a hacer la versión nueva, habría muchísima gente que ni la habría visto. Es, digamos, una manera algo más cara y compleja de promocionar la película. Y mira, yo no había oído hablar de ella hasta ahora, y menuda película me había perdido!

    Un besito Alex, no te piques por lo de la naranja mecánica 😛

  6. unintendedbear, te has pasado unos cuantos pueblos… Haneke acierta de vez en cuando, pero KubriCk.., KUBRICK ES DIOS.
    La Naranja Mecánica no es solamente un film superior a Funny Games (que me encanta), es que es además Historia del Cine e iconografía del s. XX.

  7. Pues secundo a Lombreeze, es que Kubrick, es el puto amo, y mira yo creo que La Naranja es mejor, más que nada fue mi pasaporte a esto de la afición por el cine. Y bueno que La Naranja sea violencia por violencia…. es sí sólo hay que fijarse en su protagonista, te hace reflexionar más.

    Curiosamente, Unit, yo vi la nueva por el gustazo de ver actuar a la Naomi Watts 😉

  8. Pero vamos a ver, por qué ese amor ciego? Es obvio que Haneke juega contigo y te lleva a donde él quiere. Kubrick simplemente te muestra algo, una historia. Para mí, Haneke tiene muchísimo más mérito. Porque vale, Alex, el prota, invita a la reflexión, pero lo que Haneke hace con el espectador en Funny Games es muy distinto… él gana el juego, y lo gana porque antes de que Paul rebobine, te alegras de que la mujer le dispare a “gordi”, y te alegras de ver violencia, eso mismo que te ha asqueado durante toda la película. Por eso rebobina, para que veas que te has alegrado por aquello que te ha hecho estar agobiado y asqueado. Y los guiños que hace al público durante la película… te hacen meterte en ella, ser uno más… del juego.

    No sé, es que no hay color.

  9. Exacto, tú lo has dicho, Haneke juega contigo, su Funny Games es una inteligente parodia de la violencia del cine, rompe todo los tópicos conocidos y deja al espectador atontao(la escena del mando).
    Si fue comparada con La Naranja, es por lo cruda que llegan a ser las dos, porque es eso, La Naranja tiene una historia que tiene que ver más con la realidad(la violencia por violencia incluso cuando se trata de una persona “cuerda” como Alex) y Funny Games es un enfermizo juego que deja una certera reflexión de lo que es la violencia en el cine, y no se para a las reflexiones, va al grano cosa que le da puntos, porque en el caso no es necesario:

    -¿Por qué nos hacéis esto?
    -¿Por qué no?

    Es que el amor ciego me puede….La Naranja no deja de ser una de mis películas favoritas^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: