El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford “cuando la maestria es olvidada por los oscars”

el_asesinato_de_jesse1.jpg

Recuerdo que en el día de su estreno, fue una película que con la que me entusiasmó la idea de verla en cines, más que nada por presenciar un western más actual, trascendente, pero al ver la tediosa reseña de que duraba más allá de 160 minutos de metraje me quitaron las ganas de verla. Ahora, que la alquilé en DvD, confieso que he cometido un error, pues me he perdido un peliculón grandioso con el que no me he aburrido nada, además se me hizo corta.

Pues bien dejando a un lado mi vida personal, la historia cuenta es toda una leyenda, se trata de El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford que como bien dice el título ya nos cuenta el final, pero no todo queda como parece, pues en el fodo la película retrata el testamento dicho de los dos personajes principales, el extraño, místico, fascinante y famoso delincuente del oeste Jesse James(Brad Pitt) y el obsesivo, perturbado, inquieto…. y cobarde Robert Ford(Cassey Affleck).

jesse-ford.jpg

La película está dirigida por Andrew Dominik, que debutó como artesano del séptimo arte con Chopper, un violento y polémico biopic del legendario asesino Mark Read que está encarnado por un irreconocible Eric Bana. Ahora, Dominik, deja aparte y se concentra en un género casi muerto que es el western dando vida a través de una leyenda una película muy personal con un toque refinado y poético rememorando las antiguas alegorías del mejor western y marcando un estilo personal de maestría pura.

Visionando un hipnótico estilo visual y caracterizada por una hermosa fotografía, donde la película es completamente perfecta, a raíz de estos intentos de maestría a la vieja usanza, no llega a ser pretenciosa y abrumadora pese a sus dos horas y cuarenta minutos de duración. El consistente guión da luz a maravillosas conclusiones escondidas en forma de sorprendentes curiosidades sobre los misteriosos pero palpables pensamientos de Jesse y su verdugo. Lo único que la puedo achatar es de lo excesivamente larga que es y que en algunas escenas nada interesantes el ritmo falla.

Otra de las impresiones del film son la interpretaciones de los dos actores principales, mi admirado Brad Pitt, cuya vocación de la que dice que va ha abandonar por su familia me desanima y entristece pues lleva una carrera que se dirige a lo más alto, pues echa pulso con la crítica y sus detractores(aquellos que piensan que no es más que una cara bonita) con una actuación soberbia más que convincente mostrando a un personaje de expresión seria y triste que únicamente se plantea una cuestión en esta vida que pese a sus crímenes le hace tan humano como a todo el mundo. Craso error olvidarse de él en la ceremonia. Su rival interpretativo era alguien del que no nos esperabamos nada(sabiendo quien es su hermano), Cassey Affleck, que gracias a su cara de niño(sin pretender mostrar desprecio ¡para nada!) y trabajo actoral de una carrera todavía corta se convierte en un fascinante Robert Ford que le ha costado nominación al oscar, cosa que ahora no me sorprende pese que mi favorito por la estatuilla sea Javier Bardem. Ambos protagonizan escenas de antología memorable, cuya escena que me gustaría destacar, es la ejecución de Jesse James(*SPOLIER, Jesse James era reconocido como un pistolero al que nunca pillaban desprevenido y menos por un “niñato” como Ford. Jesse le cuenta a Ford si alguna vez se planteó la idea del suicidio, cuando llega el momento de la verdad, James deja de lado sus revólveres y se le ocurre la artimaña de usar a Ford para que haga ese trabajo de “suicidarse” por él, por eso se dedicaba a ser tan cruel con Ford, al ser tan joven sabía que incoscientemente le mataría y por la obsesión de llegar a ser como Jesse, ser mejor que Jesse, por eso se pone a sus espaldas aún sabiendo que este le tiene apuntado y le dispara por la espalda, de ahí lo de el cobarde Ford FIN SPOLIER*). Pese que me encanta Pitt, creo que el duelo lo gana Affleck, enhorabuena.

el-asesinato-de-jesse-james-por-el-cobarde-robert-ford-critica-2.jpg

Para los amantes de western crepuscular como para los que no, una película de ámbito cinéfilo, de visión obligada, que seguro que será mejor recordada con el paso de los años, aunque lamentablemente para mi no como una obra maestra aunque esté cerca se ser eso. Una suerte que los premios no hacen a una película buena. Maravilla contemporánea, me quito el sombrero señor Dominik.

Nota global: 9/10

Anuncios

Una respuesta to “El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford “cuando la maestria es olvidada por los oscars””

  1. En fin, en este caso no puedo por más que pensar todo lo contrario que tu. Yo la vi justo el día de su estreno y no me gustó nada de nada. A parte de parecerme tan eterna como su título, me aburrió la interpretación de Brad Pitt (y eso que me gusta bastante Brad Pitt). Lo único salvable fue el gran Casey Affleck, que le adoro desde que le descubrí en esta película (destacable también su papel en Gone Baby Gone… y sobre todo destacable su tono de voz, muy, muy particular).
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: